lunes, 12 de noviembre de 2012

Iuvare un cambio de vida


Cambio de Vida

Como la gran mayoría de los mexicanos no provengo de un entorno en donde se conozca o se fomente el multinivel. Y para ser sincero, la información con la que contaba era poca o no confiable.
¿Me interesaba conocer más acerca de esta industria? O, ¿tenía la inquietud
de entender porqué empezaba a ser tan común escuchar de empresas de Multinivel?
Negativo para ambas preguntas.

Pero como la gran mayoría de las personas en esta época, tenía un nivel de vida muy inferior a lo que había pensado de mi mísmo en el pasado.
Había terminado la universidad, tenía el mismo trabajo que cuando empecé a estudiar y el ingreso que recibía definitivamente no era suficiente para subir mi nivel de vida y tampoco para pagar mis deudas con la universidad.

No estaba cerrado a un ingreso adicional pero tampoco creía posible tener alguna manera real de ganar dinero en mi situación.
Y como casi todos los que conocemos esta industria, la oportunidad me llegó a través de personas de mucha confianza.

Me platicaron por primera vez de Xango en Octubre de 2005. No estaba muy seguro de cómo funcionaba pero me llamó la atención que el producto tenía propiedades anti cancerígenas y mi papá llevaba años luchando contra la enfermedad. Decidí inscribirme para que lo consumiera y tuvo excelentes resultados. No me detengo en este tema porque el fin de este texto es contar mi experiencia con el negocio.

No mucho acercamiento a la forma de generar ingresos hasta que me dí cuenta que mi vida no dependía de mis propias decisiones. Entonces decidí estudiar y entender la oportunidad.
Empecé a hablar con personas en enero de 2006 y un mes después ingresó mi primer socio, también en forma de consumidor.

Gradualmente de una persona a otra y si, con una cierta constancia, empecé a ver que en verdad estaba formando una red de negocio. Aún con mi trabajo y otras obligaciones me decidí a dedicar un espacio todos los días para hablar con personas de la oportunidad. Al paso de algunos meses otras personas entendieron el potencial que yo mismo estaba descubriendo y decidieron enfocar un mayor esfuerzo en el negocio.

Creo que la gran diferencia entre las personas que logran sus objetivos en Xango (porque no todas las empresas tienen oportunidades tan reales) es porque se abrieron en verdad a entender su funcionamiento y además dedicaron una cierta cantidad de enfoque para trabajarlo.

Xango no es un negocio milagroso, yo no soy ultramillonario. Pero en julio de 2007 renuncié a mi trabajo ganando cuatro veces más gracias a Xango. Los mejores coches, hoteles y viajes que he tenido han sido gracias a este ingreso.
Y en especial, mi perspectiva y nivel de vida son radicalmente distintos debido a que tengo una forma de generar ingresos por muchos años y me encanta la idea de poderla compartir con quien sea que se permita abrirse a una oportunidad como esta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Destacadas

Luis Rojas Popoca : Entrevista

En lo personal no quisiera etiquetarme como especialista en compras o ventas, sino más bien como una persona que ha tenido más de la mita...